Espiritualidad‎ > ‎Adviento 2009‎ > ‎

Teología del Adviento

    El Adviento es el tiempo de litúrgico de preparación para la celebración del misterio de la Manifestación del Señor. No simplemente recordamos las entrañables escenas de la Navidad, sino que celebramos la venida de Dios a nosotros a través de dos dimensiones:
  • La Manifestación de Dios en la Encarnación: tuvo lugar en nuestro tiempo y en nuestro espacio, cuando el Verbo eterno se hizo hombre en Jesús, naciendo de la Virgen María.
  • La Manifestación de Dios en la Parusía: tendrá lugar al final de los tiempos, cuando regrese el Hijo del hombre con majestad, para juzgar a vivos y muertos, instaurando un reinado que no tendrá fin.

    Por tanto, el Adviento tiene una estructura doble:

  • Adviento escatológico: dura hasta el día 16 de diciembre. Se insiste en la perspectiva de la futura venida del Señor
  • Adviento natalicio: durante la última semana antes de Navidad, del 17 al 24 de diciembre, en el que la liturgia hace el memorial de la primera venida del Señor en el nacimiento de Jesús.
    A este doble estructura del tiempo de Adviento hemos de añadir un tercer elemento: no sólo hacemos un memorial del pasado (Encarnación) y una anticipación del futuro (Parusía), sino que también celebramos en nuestro aquí y ahora la presencia de Dios, por su Espíritu Santo, que viene cada día a nosotros, haciendo efectivo el pasado y comenzando el futuro que esperamos.
Comments