Espiritualidad‎ > ‎Cuaresma 2010‎ > ‎

El recorrido catecumenal de la Cuaresma

La Cuaresma es el tiempo penitencial, por excelencia, de la vida de la Iglesia. Constituye una preparación espiritual, con el fin de purificarnos para la celebración anual del misterio pascual de la Muerte y Resurrección del Señor. 

Pero tuvo también otros significados. No menos importante fue su carácter preparatorio para cuantos habrían de recibir el sagrado Bautismo durante la Noche de Pascua. 

Con este propósito, se instituyeron los llamados escrutinios, que consistían en la lectura y meditación de determinados textos especialmente seleccionados, a través de los cuales se pretendía mostrar a los neófitos el misterio de Dios. De estas catequesis, hemos conservado las lecturas. Por eso, a través de su meditación, podemos comprender el significado catecumenal que encierra la Cuaresma. 

Los domingos leemos en la liturgia estos tres textos tomados del Evangelio según san Juan que, unidos a los otros tres pasajes, conforman nuestra actual Cuaresma como una gran catequesis cristiana. Estos textos son los siguientes: las tentaciones del Señor, su Transfiguración, el encuentro de Jesús con la samaritana, la curación del ciego de nacimiento, la resurrección de Lázaro, y la Pasión del Señor.