Monasterio‎ > ‎Historia‎ > ‎

Nacimiento del Monasterio

    Poneos en camino, haced discípulos a todos los pueblos y bautizadlos para consagrarlos al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, enseñándoles a poner por obra todo lo que os he mandado. Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el final de este mundo. (Mt. 28, 19-20)

     Llenos de confianza en esta promesa del Señor, seguimos en camino los cristianos a través de la apasionante historia humana. Por eso, el día 2 de febrero de 2001, los monjes misioneros de Santa Otilia fundamos un nuevo monasterio: San Salvador del Monte Irago.

    La nueva fundación se estableció junto a un camino por el cual muchas personas se dirigen no tanto hacia un lugar (Compostela), cuanto al encuentro Jesucristo, el peregrino que vino hasta nosotros para conducirnos al Padre.

     Camino de Santiago y Monasterio benedictino volvieron a encontrarse unidos, como tantas veces ocurrió en la Historia, en Rabanal. La comunidad habita un pequeño edificio, enclavado frente a la iglesia románica de Nuestra Señora de la Asunción.



Comments