El nombre: Mater Salutis

    
La palabra hospital procede de hospes, es decir, huésped. En la tradición cristiana significaba un lugar para acoger a los que iban de camino. Antiguamente, muchos de estos transeúntes requerían unos cuidados especiales, debido al deterioro físico producido por la marcha o por la pobreza. Fue así como nació la acepción médica de hospital, que terminará por desplazar su primitivo significado.

    Hemos querido recuperar aquel primitivo significado, para distinguir esta institución de los comunes albergues. El Hospital de Peregrinos es un lugar en el que descansar y curar el cuerpo; pero, también, casa de acogida cristiana, en la que limpiar y curar el alma.

    El Hospital está bajo el patrocinio de María, Mater Salutis: madre de la salud, de la salvación. En ella queremos encontrar amparo para cuantas actividades apostólicas realicemos.

Comments