Introducción

    Se puede recorrer el Camino de Santiago por muchos motivos: vacaciones, senderismo, retorno a la naturaleza, conocer gente... Pero, también, por motivo de peregrinación. Esto no es simplemente un ejercicio físico; más bien, se trata de un ejercicio espiritual.

   
Muchos peregrinos encuentran en Rabanal la oportunidad de profundizar en esta dimensión espiritual, gracias a la vida espiritual y litúrgica que brota del Monasterio.

    Por eso, ponemos a disposición de quien así lo desee la oportunidad de alojarse en nuestro Hospital de Peregrinos, para hacer un alto en el camino, descansar, meditar y, sobre todo, orar.

    No sólo se puede asisitir a los distintos oficios litúrgicos, sino que cuenta con el acompañamiento espiritual de los monjes, con un lugar confortable en el que poder descansar, y con una pequeña biblioteca para leer y escribir.
Comments