Monasterio‎ > ‎Rincones‎ > ‎

La biblioteca

    
Monasterio sin biblioteca es como campamento sin armamento, decían los monjes medievales. Por eso, también nosotros vamos reuniendo una colección de libros, según los criterios tradicionales del humanismo cristiano: Escritura, Teología, Filosofía, Literatura, Arte, Historia y Música.

    En medio de un mundo cada vez más técnico y utilitarista, las humanidades nos permiten seguir expresando lo inexpresable, recordar y comprender el pasado, imaginar lo ideal, crear la belleza, pensar lo esencial, intuir el futuro, y atisbar el misterio de una vida que no concluye con nuestra existencia biológica.

    Organizando san Benito la jornada de los monjes, establece que durante la Cuaresma, dedíquense a la lectura desde por la mañana hasta el finalizar la hora tercera, y después trabajarán en lo que se les mandare hasta el final de la hora décima. En esos días de Cuaresma, recibirá cada uno un códice de la Biblia, que leerán enteramente y por su orden; estos códices se entregarán al principio de la Cuaresma. (RB. 48, 14-16).

    San Benito considera al monje como un discípulo en la escuela del servicio divino. Su misión consiste en escuchar a Cristo, el Maestro, para alcanzar la sabiduría. Ha de escuchar, leyendo las palabras de la vida contenidas en la biblioteca por excelencia que es la Biblia. Junto a ella, se encuentran los libros que contienen la tradición espiritual de los Santos Padres, objeto también de su atención.

Comments