Novedades‎ > ‎Noticias 2010‎ > ‎

Enero

Acondicionamiento del templo de Santa María

A finales del mes de enero, desde el Obispado de Astorga se gestionó con la Dirección General de Patrimonio el cierre de las excavaciones del templo románico de Santa María. De esta forma, esperamos poder recibir dignamente a los peregrinos que a lo largo del Año Santo quieren participar en las celebraciones litúrgicas de la comunidad.
La sacristía se ha chapeado con paneles de madera; se han adaptado los armarios. La bóveda se ha pintado con una pintura que evita que la argamasa caiga. Y, por encima de la cajonera, para tapar la pared descarnada, hemos colocado un ploter con la imagen paleocristiana de Cristo, buen pastor. Después de tanto tiempo en un estado de permanente provisionalidad, poder disponer de la pequeña sacristía del templo ha significado un enorme desahogo.

En cuanto al suelo de la nave, se ha cubierto con una moqueta de color rojo, dado que el pavimento que se ha puesto es de carácter provisional; pero permite una rápida limpieza y otorga gran calidez al templo.

El altar y la sillería de coro se trajeron de la Ermita de San José, debido a las humedades que allí se han detectado, y que estaban provocando su deterioro. El Sagrario procede del Monasterio y, por encima de él, el P. José Carlos ha tallado en madera un Crismón.

El frente del ábsido ha vuelto a ser presidido por la Cruz que habitualmente colgaba allí. Detrás de ella, hemos colocado unos telones, para evitar el feo efecto que hacen los rellenos de la saetera románica.

Tanto para el Sagrario como, enfrente de él, para la talla titular de la Asunción de Nuestra Señora, se han preparado sendas peanas de madera.

El ambón ha quedado situado justo delante del altar, en el centro de la nave principal. Una importante innovación es la instalación de un completo equipo de megafonía, que ha mejorado de forma decisiva la calidad de las celebraciones litúrgicas.


Para ambón, hemos utilizado el antiguo púlpito de la Ermita de San José. La otra mitad de dicho púlpito, se utilizó en su día para ambón de la Ermita del Bendito Cristo.

Junto a la megafonía, la otra gran mejora que hemos aportado al templo ha sido la instalación de un equipo de calefacción, lo que hará posible sobrellevar los duros rigores del invierno de Rabanal. Gracias a Dios, la experiencia durante los meses de invierno que hemos disfrutado de calefacción ha sido inmejorable. Se trata de un sistema de aire caliente, con una caldera alimentada con gasoil. La caldera se ha emplazado debajo del coro, y se ha insonorizado para evitar en lo posible el ruido. Consta además de un termostato, que permite regular la calefacción para que trabaje en los momentos en los que no utilizamos el templo para el Oficio Divino.

También hemos llevado varios bancos de la Ermita del Bendito Cristo, donde había demasiados y no se utilizan con la frecuencia con la que se utiliza aquí.