Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

    
La mención más antigua de este templo data de 1287, cuando Sancho IV concedió al Obispo de Astorga un conjunto de iglesias, entre las que se encontraba ésta.

    Se trata de una construcción muy alterada por el paso del tiempo, en la que se mezcla sillería de pizarra y arenisca con lienzos de mampostería y sillarejo. Presenta una sola nave, con ábside semicircular precedido de amplio presbiterio, sacristía adosada al lado meridional y espadaña a los pies.

    
La única parte conservada de la vieja iglesia románica es la cabecera. En el exterior, el ábside presenta dos columnas colocadas en los ángulos que forman el arranque del hemiciclo con el presbiterio, si bien las marcas sobre el paramento indican que fueron cuatro, habiendo desaparecido las centrales y los capiteles que las coronaban. En cada paño de la cabecera se abría una aspillera.

    
El año 2.000, nuestra Comunidad procedió a descubrir los muros interiores; tras retirar los retablos barrocos, aparecieron los vestigios de la primitiva arquería. Se trata, en cada lienzo, de una serie de cuatro arcos de medio punto, ligeramente peraltados. Los arcos centrales apoyaban en columnas adosadas, rematados por capiteles de somera decoración vegetal.

    
También apareció una curiosa credencia horadada en el tramo meridional del hemiciclo. El vano, de medio punto, se exorna con un bocel sobre semibezantes, y en su interior se abren tres pequeños nichos también de medio punto, probablemente para recoger el ajuar litúrgico.

    
Todos estos elementos nos hacen pensar que este templo correspondería a una fase avanzada del estilo románico, que rondaría los últimos años del siglo XII, o los primeros del siguiente.

(Extracto del  artículo de Pedro Luís Huerta en la Enciclopedia del Románico en Castilla y León. Fundación Santa María la Real. Aguilar de Campoo, 2.002)

Comments